Mis querid@s alumn@s

Es viernes por la tarde y ha sido una semana intensa. Todos estamos cansados pero mis alumnos me sorprenden con su lealtad y energía, siempre dispuestos a dar cada vez un poquito más de sí mismos.

¡ Qué mejor manera de empezar el fin de semana!

pilates-sant-celoni-fernanda-millions-dutra-ejercicios-reformer-hombre-reformer-exercises-for-men-nov-2016

It’s Friday afternoon and it’s been an intense week. We are all tired but my students surprise me with their loyalty and energy. They’re always ready to give a little more of themselves.

What an awesome way to start the weekend!

Anuncios

Un comentario en “Mis querid@s alumn@s

  1. Carme Aymar dijo:

    A mi profesora de Pilates, Fernanda.
    Después de muchos años de un intenso dolor en el lado derecho de la espalda y haber pasado por el quirófano para unas infiltraciones con resultado negativo, mi traumatólogo me aconsejó que tratara de hacer Pilates.
    Conocí a Fernanda a través de otros alumnos y fui a su consulta. Lo primero que le dije es que no creía en nada, mi desconfianza era total y me contestó que ella no era psicoterapeuta pero que me ofrecía clases para entender mi cuerpo y trabajarlo.
    Su sinceridad me gustó y también la seriedad con que se toma su trabajo, que transmite extraordinariamente bien con sus palabras y más aún con su cuerpo. Ha sido trapecista y bailarina. Su empatía con las personas es otro factor importante.
    Al principio no fue fácil. Hicimos un trabajo lento i consciente para entender cada uno de los ejercicios. No se trataba de hacer grandes piruetas ya que yo estoy operada de la espalda y llevo unos clavos entre las vértebras 4 y 5. Me costaba entender que me dijera que escuchara mi cuerpo. Me había acostumbrado a sentir dolor y me daba miedo hacer algunos ejercicios. Aprendí a tomar conciencia de mi cuerpo y comprendí el porqué de hacer las cosas bien y de una determinada manera. Cada uno de los ejercicios tiene una función que a la larga experimenté lo beneficiosa que resultaba para mi cuerpo. Todo tenía lógica.
    Al cabo de unos meses me di cuenta, con gran sorpresa de mi parte, que el dolor había desaparecido. Se lo dije con gran alegría y desde aquel momento no dejo de asistir a sus clases personales cada semana y de eso hace ya más de 5 años y seguiré. He aprendido a recolocarme, mi musculatura está más fuerte y los ejercicios que realizamos me ayudan en el día a día. Ahora sé que el cuerpo humano es una máquina perfecta pero hay que aprender a utilizarla con conocimiento e inteligencia y a pesar de que voy a convivir con dolores el resto de mi vida, puedo aliviarlos y sentirme mucho mejor,
    Muchas gracias, Fernanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s